Mireia Mollà: “El Consell debe asumir otro pufo millonario del PP por su nefasta gestión en el Parque Natural de El Hondo”

La consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián Calvo, denuncia en el pleno de les Corts las malas decisiones tomadas por el gobierno del PP durante décadas y anuncia que hoy el Govern del Botànic da la solución

La Generalitat Valenciana debe hacer frente a más de 11 millones de euros que abonará a la Comunidad de Regantes Riegos de Levante Margen Izquierda del Segura de Elche bajo un acuerdo de pago aplazado por la prohibición de la explotación de la caza en el Parque Natural de El Hondo. El Tribunal Supremo en sentencia firme da la razón a los regantes y exige a la Generalitat el abono de dichas cantidades más los intereses generados porque la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, cuando estaba al frente la hoy presidenta del Partido Popular, Isabel Bonig, denegó en 2013 la indemnización definitiva de 9,1 millones que reclamó la comunidad de regantes por reclamación patrimonial y que hoy asciende a más de 11 millones de euros.

Antes de esta denegación en 2013, ha habido un sinfín de procesos judiciales para evitar la indemnización de un derecho, con numerosos y altos costes para las arcas públicas. El Govern del Botànic ha llegado a un acuerdo con la Comunidad de Regantes para el abono de la indemnización con pago aplazado y además gracias a esa indemnización será posible la construcción en el parque natural de una desalobradora que permita completar los recursos disponibles para los agricultores.

Para la portavoz del grupo municipal de Compromís per Elx y edil de Representación Institucional del Ajuntament d’Elx, Mireia Mollà, “además de asumir otro pufo millonario porque el PP quiso arrebatar un derecho sin pagar la indemnización, damos solución a un problema hídrico muy serio en la zona con la construcción de la desalobradora que llevará a cabo la comunidad de regantes con parte del dinero de la indemnización. No nos sorprende esta cuestión que se suma a esa herencia ‘impecable’ que dejó el PP para los valencianos y las valencianas, que dilató en el tiempo y en las instituciones judiciales provocando costes de los procesos e intereses innecesarios, y que ahora, es este gobierno el que da la solución a una demanda histórica y además consigue la modernización del enclave para el mejor aprovechamiento de las aguas con la desalobradora que construirá Riegos de Levante”.

“Hemos pasado de un clima de crispación entre el Partido Popular y la Comunidad de Regantes a uno de entendimiento para avanzar en la consecución de intereses que resultan beneficiosos para el conjunto de la sociedad”, ha sentenciado Mollà.

Arxivat en: veto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *