Transparencia para una nueva cultura de rendición de cuentas

El principal objetivo de la Concejalía de Transparencia en esta legislatura es instalar una cultura de la rendición de cuentas en el Ajuntament d’Elx que perdure en el tiempo y que cuente con una base sólida para que, en caso de que algún gobierno tenga la tentación, sea difícil desmantelarla. Esta cultura de la transparencia, la ética y el buen gobierno se concreta en diferentes medidas que hemos puesto en práctica a lo largo de los dos años de gobierno y que Transparencia Internacional ha puntuado en 95 sobre 100 en el ránking que acaba de hacer público y en el que se analiza a los 110 ayuntamientos más grandes de España.

El estudio de esta ONG valora la información que el consistorio facilita sobre la corporación municipal, así como la transparencia activa, la página web, las relaciones con los ciudadanos y la sociedad y la participación ciudadana; la transparencia económico-financiera, en las contrataciones, convenios, subvenciones y costes de los servicios; la transparencia en materias de urbanismo y obras públicas y medio ambiente y el derecho al acceso a la información. En total suman un conjunto de 80 indicadores que retratan el funcionamiento de las principales áreas del Ayuntamiento.

Respecto a estudios de años anteriores, cabe destacar que Elx pasa de una puntuación de 47,5 puntos en el año 2014 a duplicarla en el examen que se ha realizado en 2017. Se trata de unos datos que demuestran que para este gobierno municipal la transparencia es el eje vertebrador de sus políticas y que, a pesar de que aún queda camino por recorrer, se están estableciendo los pilares de una administración abierta y accesible y que permiten avanzar en una mejor calidad democrática.

De manera objetiva, se puede comprobar que por primera vez el Ajuntament d’Elx publica la información detallada, pliegos incluidos, sobre sus grandes contratos; que da cuenta de sus contrataciones de medios de comunicación por empresas y por campañas; que muestra la relación de bienes inmuebles de propiedad municipal y a quién han sido cedidos y alquilados; que informa sobre las subvenciones que otorga; que publica las actas de la mesa de contratación; que detalla el listado de empresas que han concurrido a la licitación de las obras públicas y que da cuenta de las resoluciones judiciales, entre muchas otras cuestiones.

A toda esta información, se suma la publicación por conceptos de los sueldos de concejales y personal de confianza, los currículums de todos ellos, los gastos por viajes y manutención, la agenda institucional y el registro de regalos a los miembros de la corporación municipal y personal al servicio del ayuntamiento.

Todos ellos son elementos indispensables para el buen gobierno que tenemos que practicar todos los gobiernos municipales que se sucedan en esta casa. Y eso no quiere decir que las corruptelas pasen a ser imposibles, porque la transparencia no es infalible, pero desde luego actúa como cortafuegos de éstas y dificulta las malas prácticas en la administración.

Pero la cultura de la rendición de cuentas va incluso más allá de los nuevos procedimientos que se integren en la administración o del ‘streptease’ de los políticos. Supone que, tras un tiempo de crisis política, económica, social y ambiental, valores como la honradez, la ética y la transparencia pasan a ser protagonistas del relato colectivo, unos valores indispensables para profundizar en una democracia avanzada.

Desde la Concejalía de Transparencia queremos trazar un camino de no retorno. Con el trabajo diario de los técnicos municipales vamos alargando y consolidando esa senda que demuestra que el verdadero compromiso con la transparencia se demuestra desarrollando políticas concretas. También nos ayudan los colectivos y ciudadanos y ciudadanas que demandan mayor transparencia a esta administración local y que ponen en evidencia cuáles son los puntos débiles que debemos mejorar.

En este gobierno municipal no tenemos fórmulas mágicas, pero tenemos la voluntad de hacer de éste un ayuntamiento sin filtros. Los datos evidencian el amplio trabajo de estos dos primeros años de gobierno. Por supuesto, ni la creación del portal de transparencia en 2015 ni el ránking de Transparencia Internacional dan el trabajo por finalizado. Cada día, trabajamos por hacer que llegue más información a la ciudadanía. Porque quien nada teme, nada esconde.

Arxivat en: compromís, elche

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *